JORGE ARMANDO NAVAS GRANADOS; UN EXALCALDE DE GRATA RECORDACIÓN.

Los invito a que haciendo memoria recordemos cómo el municipio de Piedecuesta empezó a vivir un delicado capítulo que si no es por la verticalidad, carácter y responsabilidad del alcalde de ese entonces, Jorge Armando Navas Granados, infortunadamente la ciudad estaría hoy padeciendo todos los rigores y secuelas de la peor hecatombe ambiental que ha podido precipitarse sobre la municipalidad.

Esa película empezó a editarse por cuenta de la Empresa “ENTORNO VERDE” que el día 4 de abril de 2.009 solicitó licencia para que en un terreno de 40 y media hectáreas ubicado en la Vereda “Malpaso” sector de Monterredondo, se aprobara esa área como Basurero o “Relleno Sanitario, situación que disparó las alarmas 9 meses después, cuando la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga, C.D.M.B, otorgó la licencia ambiental 0024 con la autorización de esa terrible sentencia.

De inmediato qué hizo el alcalde, Jorge Armando Navas Granados?. Pues como profesional del derecho, iniciar la batalla jurídica en las Audiencias públicas, mientras convertido también en abanderado de todas las manifestaciones de rechazo, clamaba por la NO afectación de MONTERREDONDO.

Y cómo hizo Jorge Armando Navas Granados, para sustentar técnica y humanamente sus teorías en defensa de la salubridad, el medio ambiente y la vida de los piedecuestanos?.

Acudió a los estudios, consultas, análisis y muy bien planteadas exposiciones, demostrando que ese Proyecto de Relleno Sanitario o “basurero” como se le conoció, originaba gravísimos daños.

Afectaba seis nacimientos de agua de la zona. Más de 100 granjas avícolas. Por su cercanía al Río de oro lo impactaba negativamente. Atentaba contra la fauna y la flora. Perjudicaba enormemente a la zona industrial, donde precisamente está ubicada la Empresa Postobón y lugar en el que posiblemente se sitúen industrias como Productos La Victoria y algunas otras.

Arremetía contra áreas de la zona educativa y de investigación de la UIS, las Unidades Tecnológicas de Santander y el Sena, además de atentar contra el Sector Sur, áreas en las que se han desarrollado importantes barrios como Miraflores, Tejaditos y Barro Blanco.

Jorge Armando Navas Granados demostró que se movilizarían más de 700 toneladas de basura y desechos por las vías del municipio, con lo que se afectaría a la ciudad y causaría la pérdida del valor predial de las áreas perjudicadas por esos hechos.

Logró comprobar los daños y destrozos subterráneos causados en capas como la del “colchón acuífero”, que convertían a Monterredondo y Chocoa, en objetivos del más inmisericorde atentado.

Por fortuna el municipio de Piedecuesta contó con la decidida acción del Alcalde de la época, Jorge Armando Navas Granados, quien de manera contundente con el respaldo de los estudios técnicos y argumentos expuestos, más el apoyo de los habitantes del municipio y el poder de las organizaciones cívicas y sociales logró ganar esa batalla.

Por todo esto y en momentos en los que a nivel metropolitano tanto se habla y debate sobre basuras, rellenos sanitarios y medio ambiente, muy satisfactorio para los piedecuestanos el recordar episodios y odiseas sorteadas por gobernantes como Jorge Armando Navas Granados, un EXALCALDE DE GRATA RECORDACIÓN

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *