EL PUEBLO LO ELIGIÓ Y ÉL A FLORIDABLANCA LE CUMPLIÓ

El alcalde de Floridablanca, Héctor Guillermo Mantilla Rueda, es un hombre que por haber vencido a quienes eran considerados los más curtidos artífices de los ajetreos “partidistas”, se convirtió en “blanco” al que no han parado de “ametrallar”.

Con una sincronizada cotidianidad es permanente objetivo de sindicaciones, embestidas “mansalveras”, chinchosas especulaciones, enrevesados libretos y todo tipo de argucias para “torpedear” sus escenarios.

Permanecen a la espera cautelosa de cuanto circunstancialmente les facilite la orquestación “maleva”, de los siniestros rumores con los que buscando causar desazón ciudadano, transcurren invadidos por el cáncer del rencor, los odios y la venganza.

Déjenlo gobernar. Permítanle desempeñarse acudiendo a las facultades que estampó dentro de sus planes, perspectivas de gobierno, tareas administrativas y visualización de los factores de desarrollo, ejecuciones macro, gestiones de progreso y todas las evidencias con las que está materializando la tarea de convertir a Floridablanca en la ciudad “Corazón del Área Metropolitana”.

Paisanos de Floridablanca. Nunca antes el municipio había logrado tantas ejecutorias, engranaje de propuestas, gestión de recursos, cumplimiento de ideales y coordinación de esfuerzos conducentes hacia el cúmulo de realidades con las que ahora se muestra ante el país entero.

Será acaso que con todos estos trascendentales elementos comprobatorios del positivismo del gobierno de Héctor Guillermo Mantilla Rueda, exista una sola persona que remotamente llegue a poner en duda lo fructífero que fue haberlo elegido como alcalde de Floridablanca?, pregunto

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *