ANOCHE DEJÓ DE EXISTIR DON, JORGE JÁCOME; MI SUEGRO.

Descansa en la Paz del Señor, tras una ejemplar vida llena de absoluto amor al prójimo.

Excelente padre de familia, gran compañero, hombre bondadoso, ilustre heredero de las mejores ejecutorias humanas y persona a la que por sus imborrables recuerdos siempre llevaremos en el Alma.

Infinitas gracias por su inmortal existir. Se nos adelantó en el camino a la eternidad, pero desde allá, al lado del Dios de la Misericordia, siempre por su bondad implorará por el bienestar de nosotros sus admiradores, que también emulando su glorioso trasegar, más tarde nos reencontraremos en el infinito del universo.

Señor; Dale a Don Jorge Jácome, el descanso eterno y que brille para su inmortal Alma la luz Perpetua.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *