FLORIDABLANCA, ANTE HISTÓRICA OPORTUNIDAD.

En estos días cuando el alcalde, Héctor Guillermo Mantilla Rueda, ha dicho que se encontró la forma jurídica para acabar el contrato de concesión del alumbrado público, sería muy bueno aprovechar el proyecto de acuerdo que se estudia en el Concejo municipal para que también se baje la tarifa de alumbrado al 10% y que el municipio administre directamente el recaudo y haga el mantenimiento y expansión como lo hace Bucaramanga.

Por lo anterior nos dimos a la tarea de recordar parte del proceso vivido, procediendo a entrevistar al exalcalde, Pedro Julio Solano Osorio, quien sobre el particular nos hizo la siguiente narración:

Hace ya más de 30 años que en aquel entonces, el municipio de Floridablanca tenía una deuda impagable con la Empresa Electrificadora de Santander por concepto de alumbrado público, consumo oficial de escuelas, colegios, puestos de salud, plazas de mercado y la ESSA se dio a la tarea de convencer a las alcaldías y concejos, que si no modificaban la tarifa que por concepto de alumbrado público que por aquella época se cobraba y que era del 10% nunca los municipios iban a ser capaces de ponerse al día.
Fue así como en Floridablanca se aprobó una tarifa del 18% para atender consumo, mantenimiento, expansión y abono a la deuda.

Recuerdo que al terminar mi paso como alcalde, al final de 1994, empezó a haber saldos a favor y fue así que pudimos iluminar la parte del anillo vial correspondiente a Floridablanca y dejar un saldo importante para iluminar el estadio que para aquella época estaba en construcción.

Tuvimos el infortunio los florideños, que en el año 2.001 se concesionó el recaudo de la sobretasa de alumbrado público por 20 años, a la tarifa del 18% cuando ya se había pagado la deuda años atrás.

En Bucaramanga se cobra un 10% de sobretasa y el servicio es bueno.

Si en Floridablanca se encontró la forma jurídica de terminar el contrato, sería muy bueno aprovechar para bajar la tarifa al 10% y que el municipio administre directamente el recaudo y haga el mantenimiento y expansión como lo hace actualmente Bucaramanga. Por qué pagar una tarifa tan alta, casi el doble que Bucaramanga, sí no hay ya razones que lo ameriten.

Hoy ya no se puede, por ejemplo, pagar el consumo oficial con cargo al alumbrado público.

Para finalizar, el exalcalde Pedro Julio Solano Osorio, concluyó diciendo; por inequidades como esta es que más temprano que tarde la gente se pronunciará a favor de crear un Distrito Metropolitano.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *