AL IGUAL QUE LAS FOTOMULTAS, TAMBIÉN CAERÁ LA CONCESIÓN DEL ALUMBRADO PÚBLICO.

Ante los comentarios, rumores y variados planteamientos a raíz del sonado caso sobre el manejo de la concesión de iluminación de Floridablanca y el proyecto de acuerdo que sobre el particular aprobó el Concejo Municipal, el alcalde Héctor Guillermo Mantilla Rueda, en términos muy precisos, está evidenciando su criterio y la fundamentación con la que sustenta el por qué de su proyecto, que me atrevo a esquematizar, así.
El servicio estaba “privatizado” desde el 2.002, año en que se hizo el “célebre negociado”.
El gobierno actual se dio la “pela” y así como también lo hizo con las “foto-multas”, procedió al recaudo de elementos jurídicos que le permitieran estructurar las bases para el desmonte y petición con la que unilateralmente se acabara con esa desproporcionada concesión, obra de habilidosos dirigentes políticos regionales, “cobijados” por “maquilladas” organizaciones económicas del departamento, armadas estratégicamente para montarse en el dominio del fabuloso asunto.
En virtud de ese decidido propósito, la ciudad de Floridablanca podrá tener, por primera vez en su haber, una valiosa rentabilidad derivada de utilidades por concepto de alumbrado público; porque de un ingreso muerto que quedaba en manos de los privados, este pasará a ser un nuevo ingreso que terminará generando el 51% de utilidades, que es la propuesta planteada por el municipio.
Como ha sucedido, no faltaron los que ante el hecho de “tumbar la concesión”, entonces dijeron por qué el municipio no se hace cargo de su operación directa en toda la jurisdicción, encontrándose una sencilla razón, como que para poderlo hacer, Floridablanca tenía que estar preparada ya que administrativa y financieramente se tendría que hacer una inversión cercana a los 35 mil millones de pesos para poder empezar a operar esa concesión, dineros con los que no cuenta el municipio y dado el caso de conseguir esa plata, se tendrían que sacrificar importantes sectores como salud, educación e infraestructura, para poder cumplir con la sola iniciación directa de esta operación, más la posterior garantía del perfecto mantenimiento del servicio mes a mes.
En cuanto al planteamiento de una sociedad de economía mixta, en la que mínimo el 51% sea participación del municipio, esto tiene su origen en que se va a ir a una licitación pública donde el privado sea el músculo financiero para que la ciudad no tenga que sacrificar recursos y perder ingresos y en segunda instancia va a permitir que ese privado llegue a cumplir con una serie de requisitos necesarios por no menos de 20 mil millones de pesos para la modernización del alumbrado público de la ciudad; poder garantizar que hayan más de 330 nuevas cámaras de seguridad en la ciudad; garantizar que hayan 6 nuevas zonas Wify y que todas las canchas y campos deportivos de la ciudad tengan iluminación y alumbrado tipo estadio.
También se logrará con este gran proyecto, una condición, como que de manera paulatina en 5 años se puedan ir comprando las acciones al privado, para de esta manera en unos 6 años con las mismas utilidades que se generan, se puedan ir comprando y así se vaya desprivatizando en su totalidad, con la empresa de sociedad de economía mixta.
Otro punto importante que hay que tener en cuenta, es el funcionamiento de más de 32 entidades territoriales donde se ha hecho este tipo de ejercicio que ha sido beneficioso para las ciudades como sucederá con Floridablanca, como lo sustenta el alcalde, Héctor Guillermo Mantilla Rueda.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *