VENDEDOR AMBULANTE, BACHILLER, LÍDER Y AHORA ABOGADO; SERÁ CONCEJAL.

Pablo Meneses es un ciudadano de 37 años de edad, que desde muy joven como padre cabeza de familia, responsablemente debió convertirse en vendedor ambulante de tinto, confites y minutos de celular, labores desempeñadas durante tres años en el Parque Principal de Piedecuesta y sus alrededores, como medios para subsistir y sacar adelante a su familia.

Con muchos sacrificios, angustias y dificultades, pero siempre pensando en que debía superar sus falencias por falta de preparación académica, Pablo Meneses, logró hacerse bachiller estudiando de noche y los fines de semana.

Ya graduado ascendió al cargo de Asesor Comercial de la Cooperativa Multiactiva Comultrasan, cargo que durante 12 años le permitió recorrer todos los barrios y veredas de Piedecuesta, conociendo directamente todas las necesidades y dificultades de sus gentes.

Con el conocimiento de estas penurias y requerimientos, Pablo Meneses, comprendió que podría convertirse en persona de mucha utilidad social, por lo que se puso a estudiar “Derecho y Ciencias Políticas hasta graduarse como abogado de la Corporación Universitaria Uniciencia, profesión que ejerciéndola le permitiría brindar sus conocimientos a la comunidad más necesitada.

Fue entonces cuando, Pablo Meneses, decidió actuar como líder comunal llegando a ser dos veces presidente de la Junta de acción Comunal del Barrio Villas de Andalucía.

Allí profundizó en el dominio directo de los quebrantos y dificultades comunitarias, padecimientos sufridos en carne propia por las víctimas de penurias en diferentes sectores, muchos de ellos no reconocidos como barrios legalizados.

Como presidente Comunal, Pablo Meneses, se dedicó, entonces, a la tarea de gestionar importantes programas que concluyeron con las soluciones que la comunidad anhelaba, pero que por falta de representatividad y liderazgo se quedaban en el “limbo”.

Como para no solamente ser abogado sino tener su tarjeta Profesional de litigante se necesitaban requisitos jurídicos para graduarse, Pablo Meneses, hizo su judicatura en la Personería de Piedecuesta, donde atendiendo al pueblo, ratificó su apostolado como gran defensor social.

Por todas estas cuestiones de humanidad, es que Pablo Meneses, el joven que vendía tinto en el Parque de la Libertad de Piedecuesta, como lo sigue haciendo su papá, aspirará con el aval del Partido “MAIS” número 15 en el Tarjetón, al Concejo de Piedecuesta

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *