SI QUEREMOS UN PAÍS SIN CORRUPTOS, DEBEMOS SER CORRECTOS.

Como personas que nos enteramos sobre hechos de corrupción por los que nos indignamos, nos duele y somos los primeros en sentenciar a esos servidores que convierten las arcas públicas en sus cuentas privadas, y, culpamos a las administraciones por desfalco público; será que gozamos de autoridad moral, para sindicar a alguien de un acto, con la tranquilidad de no haberlo cometido nunca?

Porque, es que para muchos de nosotros es válido ser “vivos”, cuando hacemos fila, presentamos un examen en el colegio, conducimos, accedemos a los servicios públicos, declaramos renta o en todo aquello de lo que haciendo “chancuco”, podamos convertir en asunto que esté a nuestro favor.

Somos los “chachos” diciendo, tengo un amigo que nos hace la segunda; espere lo llamo y arreglamos la cosa; llámeme a fulanito, que él es amigo de mi papá y me entra sin cobrarme.

Por Dios. Con esas aparentemente simples frases, se inicia la cadena de corrupción que está haciendo carrera en el país, ya que es la misma operación, a la que solo le quitamos algunos ceros en las cifras o trámites a cumplir, pero el caso de corrupción se cumple tal cual lo hace un gobernador, personero, concejal, alcalde, diputado, contralor, congresista, magistrado, presidente, etc; solo que ellos quedan en la picota, mientras nosotros como verdugos con el rostro cubierto, nos jactamos de ser inocentes de los mismos delitos.

Por favor. Debemos comenzar por respetar las filas, por no acceder a servicios que en verdad no necesitamos, por competir con inteligencia y no con dinero; debemos cambiar la astucia tramposa del vivo, por el ejercicio de la sana cultura ciudadana.

Mejor dicho; si queremos un país sin corruptos, necesitamos ciudadanos correctos, porque querámoslo o no, la corrupción empieza desde el hogar, desde nuestra infancia y forma de ver el mundo que nos rodea. Todo lo demás es cháchara barata.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *