QUE LA POLÍTICA NO LO HAGA UN INFELIZ.

Para los especialistas y quienes están dedicados a la militancia en las diferentes corrientes “partidistas”, la definición más sencilla de Política es: el arte de hacer amigos; con un complemento democrático, de algunos otros, resumido en las palabras; y ponerse de acuerdo.
Sumados estos conceptos, el significado de “Política”, es: “el arte de hacer amigos y ponerse de acuerdo”.
Entendidos los mismos, solo esperamos de los “ganadores” su consagrado ejercicio en favor del departamento y sus municipios, pues una cosa fue el proceso de las colectividades en campaña y otra el desempeño de los elegidos, cumpliendo las tareas en pro de los intereses generales de Santander y los municipios respectivos.
Hay que aprovechar estos días de “empalme, con un muy sincronizado “engranar” entre los encargados de esa importante fusión que propende por el correcto despegue de los nuevos planes y sus cartas de navegación administrativa, sujetos al puntual cumplimiento de las normas oficiales establecidas para tales fines.
Despojados de resentimientos y revanchismos que solo generan pugnas y rivalidades, hay que tomar estas etapas con la natural tranquilidad de lo transitorio y la esperanza de que saliendo bien las cosas, indiscutiblemente todos seremos los beneficiados.
Por algo la “Política” no es nada diferente al arte de hacer amigos y ponernos de acuerdo; claro está, si no queremos ser unos pobres infelices.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *