MEDIDAS SANITARIAS, SALVACIÓN DE LA SALUD Y LA ECONOMÍA DE COLOMBIA.

La elección de las determinaciones que se han venido adoptando en la tarea de prevenir el “coronavirus”, ha sido un oficio de las autoridades en su objetivo prioritario de alisar la curva de propagación del contagio, imponiendo la obligatoriedad de quedarnos en casa, antes que propiciar la hecatombe sanitaria y colapso absoluto del sistema.

Pese a desconocerse con exactitud la temporada que deberemos permanecer aislados pues no hay consenso, nos queda esperar el desarrollo global del virus y escoger las opciones más efectivas.

Algo sobre lo que se debe hacer claridad es que países como el nuestro, en el que por la “informalidad” se ha llegado a niveles tan desbordados, pueda llegar a paralizarse indefinidamente.

Si como calculan los especialistas, el golpe que sufrirá la economía puede ser impactante, pero no hasta el punto de convertirse en letal.

Considerándose como responsabilidad general el hallazgo de los “mecanismos” tendientes a evitar que Colombia se paralice, es “resorte” de las autoridades sanitarias, acudir a la toma de las medidas, que nos salven de la parálisis económica del país.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *