ES TIEMPO PARA NACER

En esta temporada las ciudades se transforman. Se observan más bonitas y las gentes se muestran muy felices y dispuestas a gozar; precisamente porque el espíritu de la navidad flota en las calles, se nota en los hogares y se posesiona de la actitud de los humanos y nos pone a meditar sobre lo pasado, lo que hemos vivido y lo que se viene.

Indiscutible. Otro año se está acabando e infinidad de momentos nos quedan para recordar, aprovechando que llega la navidad y es tiempo para comprender lo afortunados que somos mirando la belleza de nuestras ciudades y disfrutando de la cordialidad de sus gentes.

Es época para estar con nuestros seres queridos y disfrutar de la natilla y el buñuelo, de los villancicos y los aguinaldos, del árbol de navidad y quienes se reúnen a su alrededor.

Esta temporada nos debe servir a todos para identificar nuestros defectos y superarlos; nos debe servir para exigirnos a nosotros mismos y ser mejores.

Nos debe servir para recuperar los principios que en la política y la orientación de nuestros pueblos se han venido perdiendo.

Es tiempo para señalar los hechos corruptos, hablando y generando diálogo edificante frente a aquello con lo que no “comulgamos”.

El gobierno debe hacer todos los esfuerzos, bajo el liderazgo del Presidente de la República, buscando los acuerdos que faciliten garantizar la gobernabilidad que permita las transformaciones que Colombia requiere y nos devuelva la confianza a todos .

Hay que apartar la indiferencia, los rencores, las malas acciones, la incertidumbre y el deseo de venganza, preparándonos mejor para recibir un nuevo año, en el que la reconciliación sea el pesebre de un gran mañana que nos permita juntarnos en pos de la construcción de un gran país; en donde impere el orden, la justicia, la paz, el respeto y en el que todos nos unamos a trabajar por el bien y éxito de lo que por justicia nos pertenece de Colombia.

Permanezcamos unidos siguiendo las enseñanzas que nos dejó el hijo de Dios cuando estuvo de paso por este mundo y que su amor siga siendo lo más auténtico que llevamos dentro de nuestros espíritus.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *