ANTE LA «IMPOTENCIA MASCULINA», EL SEXO FEMENINO A GOBERNAR.

En Floridablanca, antes era muy raro tener a una mujer como candidata a la Alcaldía. Sin embargo con la cantidad de mujeres que allí se destacan, no hay duda que en esta oportunidad, repito, por las capacidades demostradas, su excelente perfil y exitosas ejecutorias, las mujeres ya cuentan con un muy buen semillero de posibles aspirantes a ocupar el cargo de alcaldesas en esa municipalidad.

Estas mujeres, hacen parte de diferentes corrientes partidistas; algunas con mucha experiencia como, Claudia Ramírez quien se ha constituido en uno de los personajes políticos de Floridablanca que más crecimiento ha tenido en su imagen ante la opinión pública y otras que están empezando a mostrarse y son la prueba de que las mujeres en Floridablanca cada vez ocupan más espacio político.

Si a estos hechos le sumamos la proliferación de hombres, como candidatos a la Alcaldía de Floridablanca, la fatiga ciudadana y la animadversión contra todos aquellos que hasta en lo más mínimo estén “salpicados” por la “politiquería y sus secuelas, peor se pone la cosa.

En cambio, volviendo al caso del empoderamiento político de la mujer en Floridablanca, respaldado con las halagüeñas expresiones del expresidente Álvaro Uribe Vélez durante la convocatoria días atrás del Centro Democrático hacia una organización como RENACE SANTANDER, al punto de llegar a exigir la presencia e intervención de Claudia Ramírez en el escenario, mientras todos los demás hacían fila, eso como expresan los eruditos en la materia; lo dice todo o mejor, indica que RENACE SANTANDER es el referente y con semejante “espaldarazo” a Claudia Ramírez, así algunos se estén haciendo los “locos”, tocará hacer un alto en el camino y “parándole bolas” al asunto reconocer que es tiempo para aprovechar la coyuntura y dejando atrás el “machismo”, propiciar la poderosa “Alianza” que con una votación mayoritaria consagre por primera vez a una mujer como Alcaldesa de Floridablanca. Paisanos; es cuestión de simple raciocinio político y lógica electoral.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *