HABILIDOSOS RECURSOS PARA SALVAR A CONDENADOS.

Los exalcaldes de Bucaramanga y Bogotá, hermanos Moreno Rojas, Iván y Samuel con el aval de su mamá María Eugenia, la hija del fundador de la ANAPO y expresidente Gustavo Rojas Pinilla enviaron una extensa carta solicitándole a la JEP que se les aceptara como “terceros civiles en el conflicto”. Así se difundió la noticia.

Manifiestan que ellos son “portadores” de muchísima información con destino a la Jurisdicción Especial para la Paz sobre todo el proceso histórico del conflicto nacional, pues como se sabe su abuelo materno se convirtió en presidente en el año 1.953, luego que mediante un golpe de estado tumbara a Laureano Gómez.

Frente a la petición y los argumentos expuestos, dicen los especialistas, será casi que imposible que la JEP les dé la bendición a los nietos del “general”, pues los procesos a los qué como exalcaldes, Samuel de Bogotá e Iván de Bucaramanga, se hicieron acreedores, en nada tienen qué ver con el “conflicto armado”, siempre y cuando no falte quien piense que lo de ser corruptos puede considerarse como un factor heredado desde la dictadura.

Añaden quienes conocen de estos “vericuetos”, que el plazo para aceptar a “terceros” que fueron investigados y finalmente condenados en el pasado, concluyó en septiembre.

Por lo anterior sostienen, tal petición extemporánea no resulta “digerible” a no ser, qué la angustia los esté atormentando por las múltiples condenas que sobre ellos recaen, pero ante una “tabla de salvación” como ingresar a la JEP y en corto tiempo lograr la libertad, la cosa sería de película.

A la Jurisdicción Especial para la Paz se otorgaría determinado porcentaje de culpabilidad a raíz de sus equivocadas señales emitidas a favor de “corruptos” que camuflados de “parapolíticos” les entregó todas las facultades para acudir a su utilización y beneficiarse “folclóricamente”.

Por último la coincidencia de la carta de los “hermanitos Moreno Rojas”, redactada en noviembre apenas a unos días de abrirle sus puertas al exsenador que inspiró esa posibilidad, redondea los habilidosos recursos de la “faena” montada para sacar de la cárcel a tales figuras.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *