EL PUEBLO NO PUEDE SEGUIR ARRODILLADO.

Dónde están las Súper – intendencias de servicios públicos, Industria y Comercio y la Comisión Reguladora de Energía y gas, que, ante el desalmado incremento de los servicios de energía, acueducto, telefonía y gas, no intervienen.

Por qué tan sospechoso arropamiento.

Pareciera que “amangualándose”, se han puesto de acuerdo y organizando el complot, quieren conspirar contra el sufrido pueblo.

Que los representantes de las empresas de Servicios públicos se olviden de sus argucias, tretas y mañosas patrañas.

Que no se escondan socarronamente para escabullirse y evadir el debate que en los Concejos municipales se les tiene qué hacer como responsables de tan monstruoso y desgraciado atentado social.

Hay que ver las interminables filas de los angustiados usuarios que, sin protocolos de bioseguridad, se exponen miserablemente a la propagación del coronavirus, con tal de hacer sus reclamos ante estos vulgares verdugos.

Por culpa de los actos egoístas de estos engendros que son peores que la pandemia, que ninguno se rinda y con el poder de nuestra raza concienticémonos y con verraquera digamos:

Por Santander siempre adelante, ni un paso atrás y lo que ha de ser que sea.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *