EL DESPRESTIGIO DE LA JUSTICIA, DAÑA LA DECENCIA DE LOS INOCENTES.

DICEN QUE, DICEN QUE, hubo agitación y escándalo por la forma como algunos bandidos estaban robándose la plata de la salud a través de descarados sobrecostos en los productos licitados y vimos a las principales “IAS” anunciando que esas “ratas” serían penalizadas por sus criminales acciones.
DICEN QUE, DICEN QUE, se pensó que los timadores serían condenados, pero como son apéndices de los politiqueros que, los arropan con la complicidad de los entes de control que se mofan y arreglan el lio judicial de los sindicados; estos, hechos unas “pascuas” por los beneficios de sus picardías, ahí siguen empotrados delinquiendo.
DICEN QUE, DICEN QUE, todo por culpa de una justicia cuyo aparato está trabado por la pandemia y el manejo torpe de la virtualidad por parte del Consejo Superior de la judicatura, órgano incapaz de dirigir algo de tanta complejidad como la Rama Judicial.
COMO QUIEN DICE; ojalá no se nos acabe la vida dando la RAZÓN a que el fuero es para el gran LADRÓN y la cárcel para el que se roba un CHICHARRÓN.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *