DIOS LOS HACE Y ELLOS SE JUNTAN.

Obrando en “supuesta” justicia el “Consejo de Estado” condenó a la nación a pagar la suma de 23 mil millones de pesos como indemnización a las familias de los once Diputados del Valle asesinados miserablemente por las “FARC” hace 13 años, fallo con el máximo de desconsideración con la nación y absurda sentencia contra los contribuyentes.

Aquí lo ecuánime y legítimo hubiese sido que pagaran, sí que pagaran, pero los autores de la infernal masacre que no fueron otros que los exdirigentes de ese grupo guerrillero, ahora consagrados como dizque “honorables Congresistas de las FARC ” que en los mal llamados “acuerdos de paz” se comprometieron a reparar a sus víctimas sin que hayan cumplido.

Por eso es que, la implorada y suplicante “reforma estructural y el saneamiento de nuestra obtusa justicia” no admiten tregua alguna, y quien así no lo considere que “le piquen caña”.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *