S.O.S. – CONSEJO SUPERIOR DE LA JUDICATURA.

Aprovechando que Bucaramanga es la sede del Quinto Congreso Nacional de Contralores que se desarrolla en el Auditorio Luis A Calvo de la Universidad Industrial de Santander, empezamos por decirles con todo respeto al Señor Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, a la Señora auditora, Alma Carmenza Erazo y a todos los Señores Contralores de Colombia, que en – Bucaramanga y Floridablanca, – el control fiscal que debiera estarse aplicando, es algo vergonzante por las orquestadas maniobras, tolerancia cómplice, amiguismo y obediencia a los “tramoyeros”, que se están pasando por la faja, repito, el Control Fiscal. Ejemplos; los encargos de carambola en Bucaramanga y en especial el de Floridablanca, donde un magistrado, sabrá Dios, no ha permitido que se dé la viabilidad de los concursos, siendo que desde enero del año pasado el expediente sin ningún fallo se encuentra esperando quizá que San Juan agache el dedo. Tienen la palabra los honorables miembros del Consejo Superior de la Judicatura.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *