NO MÁS SENADORES NI REPRESENTANTES CORRUPTOS

El Congreso dejó de ser un órgano representativo de la ciudadanía y se convirtió en nido de “empresas electorales” que velan por sus intereses particulares y no por los colectivos.
Como congresistas se está eligiendo a politiqueros corruptos que, con infraestructura burócrata, poder económico, contratos, puestos y compra de votos, contagian a los electores inescrupulosos que se prestan para estos delitos.
Las elecciones de 2.022 serán la mejor oportunidad para sentar un precedente y no votar por esos “polítiqueros” sin vocación de servicio al país y la comunidad.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *