QUE ENTRE EL DIABLO Y ESCOJA

Cómo les parece. En el Concejo de Bucaramanga y por orden de vaya uno a saber, retiraron las fotos de todos quienes habían sido presidentes de esa Corporación del año 2.004 hacia atrás, para poner y exhibir la de los más funestos personajes, o sea, que no les dio sino por irse en contra de la historia del cabildo municipal. Por Dios a qué demonio se le vino a la cabeza semejante afrenta a las buenas costumbres, la ciudadanía y memoria de esos honorables concejales, valiosos por sus virtudes y no corroídos por la desgracia de la corrupción en que se desempeñan muchos de estos “petustes”.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *