EL TODO NO ES VOTAR, POR VOTAR

Dentro de una encrucijada que oscila entre la libertad y la opresión, se acercan unas elecciones presidenciales con variedad de candidatos de centro, derecha e izquierda, y alternativas como la democracia o convertirnos en dictaduras al estilo de países bajo regímenes comunistas, maoístas y castristas, o, de esos que quieren arrebatarnos la libertad de pensamiento, la propiedad privada y la democracia.

Que no nos quepa la menor duda; con nuestro voto en las próximas elecciones, definiremos cuál es el camino que queremos seguir: el de la salvación de la patria o el de condenarnos a ser encadenados por las más desgraciadas políticas opresoras.

Se lo dice El Currinche que es el polígrafo del pueblo.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *