NI SON LOS QUE ESTÁN, NI ESTÁN LOS QUE SON

Porque los colombianos queremos el cambio y Gustavo Petro simboliza ese sentimiento, es quizá que, los precandidatos presidenciales del continuismo no despegan y cediendo espacio a risibles réplicas como las del desquiciado doctor Goyeneche, viejecito utilizado por los estudiantes de la Universidad Nacional, para ridiculizar las elecciones presidenciales de antaño, es como también ahora, se reeditan esos capítulos de “mamagallismo criollo”.
De todas maneras, Gustavo Petro, para muchos, es una “bomba de temores y no por lo que plantea, que es un modelo liberal, sino porque se cree que, con Gustavo Petro, Colombia quedará sumergida en el peor ciclo de tensión política y desequilibrio social.
Entonces que, el circo abra el TELÓN, continúe la FUNCIÓN y caiga el CHAPARRÓN.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *