QUE OTROS NO DECIDAN POR NOSOTROS

Para hablar edificantemente de política y elegir bien es necesario leer, estar enterados, buscar y dudar, para no defender nuestras ideas basados en supuestos, que no confirmamos.

Nada de votar motivados por la pasión, la rabia o el miedo por la información fragmentada, la manipulación y el desconocimiento.

Como buenos ciudadanos, qué tal, si estudiamos las hojas de vida de los candidatos, visitamos sus páginas, analizamos sus propuestas, quiénes los rodean, vemos debates y no esperamos que nos “soplen” por quién votar.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *